Suelo vinílico para baño

Los suelos de vinilo han sido una opción popular para suelos durante muchos años. Cuando la mayoría de la gente habla de los suelos de vinilo por lo general están pensando en suelos laminados. Sin embargo, hay otras formas de suelos hechos de vinilo, tales como baldosas y planchas. Al estar todos hechos de vinilo, comparten una serie de características comunes y tienen muchas de las mismas ventajas y desventajas.

Suelo vinílico para baño

Ventajas de los suelos de vinilo

  • Asequibilidad: La principal ventaja del vinilo es su asequibilidad. Si bien puede emular suelos de alta gama en apariencia, los suelos de vinilo son relativamente baratos y pueden ser instalados por tan poco como 38 € por metro cuadrado.
  • Gran variedad de colores: Todos los suelos de vinilo están disponibles en una amplia gama de colores, por lo que son adaptables y fáciles de encajar en casi cualquier decoración.
  • Instalación fácil y rápida: Disponibles en baldosas y planchas, así como en rollos, todos son fáciles de instalar.
  • Resistencia a la humedad: Los suelos de vinilo son totalmente resistentes al agua, por lo que se pueden utilizar prácticamente en cualquier lugar del hogar.
  • Fácil Limpieza: Es fácil mantener un suelo de vinilo limpio y brillante.
  • Durabilidad: La mayoría de suelos del vinilo tienen una "capa de desgaste" (a veces hasta tres) en la parte superior del propio vinilo, por lo que es resistente al desgaste normal por el tráfico.
  • Confort: El vinilo es un suelo de textura suave.

Desventajas de los suelos de vinilo

  • Producto del petróleo: El vinilo está hecho de petróleo, por lo que desde el punto de vista ambiental está hecho a partir de un recurso no renovable.
  • No revestimiento: Mientras la capa de desgaste está diseñada para proteger el suelo, después de unos años de tráfico, la superficie comenzará a mostrar un desgaste abrasivo y signos de desgaste. A diferencia de la madera, el suelo de vinilo no puede restaurarse.
  • Decoloración: El vinilo no puede hacer frente a los rayos ultra violetas de exposición prolongada.
  • Reparaciones difícil o imposibles: Mientras que el vinilo es un material durable, si se daña es difícil de arreglar. Así que la solución más habitual es reemplazarlo.
  • Irregularidades de la superficie: Con el tiempo algunos suelos de vinilo desarrollan protuberancias o rizos en los bordes o a lo largo de las juntas.

Por qué los suelos de vinilo son buenos para los cuartos de baño

La naturaleza versátil y económica del vinilo hace que sea una elección de suelos muy popular en los baños. Si bien no es impermeable a los rigores de esta sala volátil, es resistente a muchos de los desafíos que se presentan en este entorno. También es relativamente fácil de limpiar y mantener, a un bajo coste.

La razón principal por la que los suelos de vinilo son tan populares en los baños es que son muy durables. Su resistencia al vapor, a la humedad y al agua, lo convierten en una buena opción.

Suelos vinílicos para lavabos

El vinilo es también resistente a la suciedad, manchas, arañazos y pinchazos, aunque puede ser perforado por las patas de los muebles pesados ​​si no están equipados con almohadillas protectoras. También puede amarillear ligeramente si se expone a la luz solar directa durante un período prolongado de tiempo cada día. Por suerte esto no suele ser un problema en un baño.

Una cosa que sí que tienes que tener en cuenta con un suelo de vinilo es que este material puede tener una reacción de tinción química si entra en contacto directo con el caucho. En general, el caucho que se encuentra en las suelas de los zapatos no será un problema, aunque en zonas de alto tráfico puede causar rayaduras permanentes en el suelo. Sin embargo, debe tener mucho cuidado de no utilizar una bañera con un refuerzo de goma en este espacio.

Baldosas de vinilo para los baños

Las baldosas son relativamente fáciles de instalar en un cuarto de baño, incluso por aficionados en sólo un par de días. Desafortunadamente las baldosas no son tan resistentes como las láminas de vinilo para esta zona de la casa. Las juntas entre las baldosas pueden permitir que la humedad penetre más allá de la superficie resistente al agua, y causar daños en el subsuelo. Este peligro puede ser compensado en cierta medida por un sellado periódico del suelo.

Láminas de vinilo para los baños

Generalmente el vinilo está disponible en hojas que son lo suficientemente grandes como para cubrir todo un suelo del baño sin dejar juntas expuestas que podrían ser susceptibles a los daños por humedad. El inconveniente es que es muy difícil de medir y cortar láminas de vinilo para encajar perfectamente en un cuarto de baño. Además, algunos errores pueden arruinar toda la hoja causando una gran cantidad de residuos. Por último, las baldosas individuales pueden reemplazarse si se dañan, pero con un suelo de láminas, la única forma de reparar el daño desinstalar el suelo existente y dañado completamente y luego es volver a instalar un suelo nuevo.