Suelo para niños

El tipo de suelo que elijas para el dormitorio de un niño va a tener un efecto en todo el entorno. Esto significa que tienes que centrarte en una variedad de características a la hora de sopesar tus opciones.

Suelo para niños

La calidad del suelo, así como su aspecto, tacto y textura afectan la forma en que el niño es capaz de interactuar con el ambiente. También tienes que tener en cuenta que ciertos suelos desprenden olores o pueden perjudicar la calidad del aire con diferentes emisiones.

Alfombras en dormitorios infantiles

La alfombra es una opción tradicional para los suelos de dormitorio, y es especialmente común en las habitaciones infantiles. Esto es debido en gran parte al hecho de que en las habitaciones quedan bastante lujosas y suaves, actuan como cojín de descanso bajo los pies. Esta superficie ofrece un confort táctil al espacio, mientras que también ayuda a prevenir lesiones por caídas gracias al relleno. Puedes comprar una alfombra grueso para aumentar este efecto.

Otro de los beneficios de las alfombras en las habitaciones de los niños es el hecho de que pueden actuar como aislamiento del suelo. Esto ayudará a reducir algunos de los ruidos ambientales que pueden generarse por el juego de los niños, las pisadas fuertes y los saltos en la habitación. Contar con esa capa aislante que la alfombra ofrece es especialmente importante cuando la habitación del niño se encuentra en los niveles superiores de la casa.

Desventajas de las alfombras en las habitaciones infantiles

Los niños son desordenados y una alfombra es muy difícil de mantener limpia. Se tiñe fácilmente y retiene la suciedad, lo que significa que los colores claros son una mala idea en estos espacios. Al mismo tiempo, las fibras de la alfombra tienden a atraer y retener la suciedad y el polvo, lo que puede contribuir negativamente a la calidad del aire de la zona. Si hay derrames y no se tratan rápidamente también puede terminar con problemas de moho.

Suelos de corcho en dormitorios infantiles

El corcho es una opción bastante singular para la habitación de los niños, puede proporcionar muchas de las cualidades de la alfombra, sin la mayoría de los inconvenientes. Una vez instalado, el corcho es naturalmente suave y flexible bajo los pies, y puede suavizarse aún mediante la compra de baldosas más gruesas. A pesar del hecho de que se parece un poco a la madera más sólida.

Sin embargo, a diferencia de las alfombras, los suelos de corcho son antimicrobianos, y el material repele el crecimiento de hongos y otros microorganismos de forma natural. También es anti estático y repele la suciedad y el polvo, haciendo que la habitación esté más limpia y saludable de forma natural. Una vez instalado y sellado correctamente puede hacerse casi impermeable a las manchas, y el mantenimiento consiste tan sólo en barrer o pasar la aspiradora periódicamente.

Desventajas de los suelos de corcho en las habitaciones infantiles

El corcho es muy suave, lo que significa que puede ser dañado con relativa facilidad. Si tienes mascotas, especialmente perros grandes, sus uñas sin cortar pueden rayar y estropear la superficie de un suelo de corcho.

El borde puntiagudo de los juguetes infantiles de plástico duro también pueden causar roturas o desgarros y gubias en el material. Esto puede ser compensado en cierta medida por el uso de baldosas de corcho, que pueden ser reemplazadas en las zonas según sea necesario.

Suelos de goma en dormitorios infantiles

El foam es un material que se utiliza comúnmente en las zonas de juego para el suelo, ya que es un material resistente, muy suave y mullido que es capaz de amortiguar los impactos y caídas, incluso desde distancias moderadas.

Los suelos de caucho también son muy duraderos y pueden soportar el daño de rasgaduras, roturas, arañazos y gubias mucho mejor que sus homólogos de superficie blanda. Esto se combina con el hecho de que necesitan un bajo mantenimiento, son fáciles de limpiar, y difíciles de manchar, por lo que son muy populares en las habitaciones infantiles.

Suelo goma infantil

El gran inconveniente es que casi todos los suelos de las habitaciones infantiles tienen un adhesivo que se utiliza para asegurarlo al subsuelo.

Este adhesivo a menudo contiene un gas residual que desprende una pequeña cantidad de emisiones tóxicas, que pueden afectar a la calidad del aire. En la mayoría de los casos, los suelos de goma no necesitan adhesivo. Más bien, la tracción natural del material (que también evita que los niños se resbalen) lo mantiene en su lugar, al combinarse con el peso de su masa densa.

Desventajas de los suelos de goma en las habitaciones infantiles

Este suelo es uno de los más caros, en comparación con el vinilo y otras opciones de recubrimiento resistente. La goma también puede tener un olor muy notable. Esto no es dañino, ya que el material es natural, pero puede ser un poco irritante para algunos niños, por lo que es posible que desees probar la reacción de tu hijo al estar en contacto con una instalación de suelo de goma antes de tomar realmente una decisión.

Suelos de vinilo en dormitorios infantiles

El vinilo es un material de bajo costo, bajo mantenimiento, resistente a las manchas, resistente al agua, y es muy difícil dañarlo por rasgadura o desgarro. En muchos sentidos, es el material ideal para hacer frente a los rigores que los niños pueden infligir al suelo de la habitación.

Desventajas de los suelos de vinilo en las habitaciones infantiles

El inconveniente del vinilo es que no se trata de un material natural y es bastante dañino para el medio ambiente. Su fabricación crea toxinas que, o bien se almacenan o se liberan en la atmósfera, mientras que al mismo tiempo queman combustible y utilizan recursos no renovables. Algunos suelos de vinilo de baja calidad también desprenden emisiones de compuestos orgánicos volátiles durante días o semanas después de la instalación, lo que puede reducir la calidad del aire interior de la habitación del niño.