Suelo exterior antideslizante

Un suelo antideslizante es una categoría muy amplia que puede incluir casi cualquier tratamiento al suelo para que sea menos resbaladizo. Casi todos los estilos de suelo tienen variedades antideslizantes y los suelos de resina no son una excepción.

Suelo exterior antideslizante

Se debe hacer una distinción importante cuando se habla de un suelo antideslizante entre la descripción de "suelo antideslizante" y "el aumento de la resistencia al deslizamiento" en lugar de decir simplemente "antideslizante". A menos que puedas garantizar que el suelo evita resbalones y caídas en todos los escenarios, un "suelo antideslizante" es tal vez la descripción más precisa de lo que puede lograrse al final del día. Nos quedaremos con el término suelo antideslizante para los propósitos de esta discusión, porque es el término más común, pero es algo a tener en cuenta.

Principales consejos para conseguir un suelo antideslizante

Normas para suelos antideslizantes

Actualmente hay dos pruebas populares para medir la resistencia al deslizamiento. Con mucho, la referencia más común es el Método de rampa grasienta, que es una prueba de laboratorio para calibrar el equilibrio mediante la producción de la calificación conocida como "R" (R9 significa un ligero antideslizante y R12 o R13 significa un antideslizante agresivo). El otro es la prueba del péndulo en húmedo, que se utiliza en la normativa Australiana (AS) para las pruebas de campo de las superficies existentes ("Z" sinifica un muy alto riesgo de deslizamiento y una calificación "V" significa un muy bajo riesgo de deslizamiento).

Las diferencias principales entre las pruebas anteriormente nombradas se resumen en dos juegos de palabras, aceitoso-húmedo y de laboratorio-de campo. Cuando hablamos de una calificación "R", nos referimos a una medición realizada en un laboratorio utilizando una superficie inclinada, grasa, con el objetivo de replicar un suelo antideslizante en el campo (Nota: no hay manera de confirmar esto una vez aplicada). El ensayo del péndulo en húmedo, por el contrario, tiene más que ver con el campo. Se utiliza un equipo portátil para tomar lecturas en cualquier parte de una planta, vieja o nueva, para evaluar la resistencia al deslizamiento en ese momento cuando la superficie está mojada.

Suelos antideslizantes duraderos

Como para cualquier otro tipo de suelo, la planificación es muy importante para el suelo antideslizante. Una consideración importante son las condiciones a las que el suelo estará expuesto durante el servicio. ¿Será una zona de tráfico pesado? ¿El impacto de objetos caídos necesitará reparación o reemplazo constante?

La dureza de la partícula utilizada en los suelos antideslizantes epoxi tendrá mucho que decir al contestar estas preguntas.

Limpieza

El mantenimiento de los suelos a menudo se pasa por alto, sin embargo, es absolutamente vital considerar que un suelo antideslizante obstruido con suciedad no es muy útil para cualquier persona. El desafío se presenta cuando se requiere una resistencia al deslizamiento más agresiva (R12 +). Al limpiar este tipo de suelos con una fregona sólo conseguiremos romperla, así que hay otras opciones de limpieza.

Tipos de suelos antideslizantes para exterior

Hay opciones para suelos que además de decorativas y resistentes a las inclemencias del tiempo, también son antideslizantes. A continuación te ofrecemos algunas de las más utilizadas para exterior:

Pavimentos exteriores antideslizantes

Suelo de composite

El composite es un tipo de suelo de madera, fabricado con una mezcla de fibras de madera y resinas plásticas que pueden ser de PVC o de Polietileno de Alta o Baja densidad.

Con este tipo de suelo nos beneficiamos del aspecto cálido y decorativo que sólo la madera puede aportarnos, a la vez que disfrutamos que algunas características realmente importantes cuando hablamos de suelos exteriores que el plástico nos ofrece. Se trata de un suelo antideslizante gracias a sus ranuras superficiales y además es muy resistente a la humedad y al cloro, por lo que es ideal para colocarlo alrededor de la piscina o en una ducha de exterior.

Suelo cerámico

Los suelos cerámicos de porosidad baja son ideales para exteriores, ya que son muy resistentes al agua y a la humedad. Este tipo de suelo no se agrieta en caso de heladas y además, es antideslizante.

Tratamiento antideslizante para suelos de exterior

Los suelos epoxi no sirven como suelos de exterior si no tienen una cubierta, ya que son suelos que cuando se mojan se vuelven muy resbaladizos. Además, las resinas epoxi pueden incluso volverse amarillentas y estropearse con el tiempo.

Un producto antideslizante llamado Skid Safe crea una mayor resistencia al deslizamiento en los suelos exteriores que las resinas epoxi, y no se amarillea ni se agrieta. Afortunadamente, los suelos tratados con resinas epoxi resbaladizos pueden sellarse con este producto antideslizante para hacerlos mucho más antideslizantes y seguros.

El grabado ácido de los suelos es una solución al deslizamiento de los suelos. Se utilizan sustancias químicas y/o ácidas extremadamente duras sobre los suelos a tratar. Esto a menudo cambia el aspecto de los suelos y es imposible invertir este proceso y el daño causado por estos productos. Así que si te gusta tu suelo, no utilices este método.