Suelo cerámico

El suelo de cerámica es un recurso arquitectónico versátil que puede ser empleado en una variedad de entornos sin tener que preocuparse por las restricciones de agua, manchas y diseño. Sin embargo, es una superficie dura y, como tal, también tiene características que pueden hacer que sea inadecuado en ciertas ubicaciones. Una comprensión completa de las ventajas y los inconvenientes de este material te permitirá tomar una decisión informada en la elección del suelo.

Suelo cerámico

Ventajas de los suelos cerámicos

Resistencia al agua

La cerámica es resistente al agua. Los azulejos esmaltados de cerámica tienen una capa protectora que descansa sobre el material, haciéndolos impermeables a la penetración de agua y las manchas. También son naturalmente resistentes a los estragos de las condiciones de alta humedad. Estas propiedades los hacen ideales para su uso en ambientes húmedos como baños o cocinas.

Los azulejos de cerámica sin esmaltar tendrán que ser sellados con el fin de proteger su superficie de los líquidos. Las líneas entre las baldosas cerámicas, también son susceptibles a la humedad, y tendrán que ser selladas con el fin de hacerlas impermeables al agua. Si no es así, podría filtrarse el agua, cosa que debilitaría la instalación y causaría el crecimiento de moho.

Duradera

Los suelos de cerámica son extremadamente resistentes y los azulejos son difíciles de romperse. Una instalación de calidad puede durar de 10 a 20 años o más si está bien cuidada. Si un solo azulejo se agrieta debido a un fuerte impacto, el proceso de sustitución de esa pieza es relativamente simple.

Mantenimiento

Los suelos de cerámica son bastante fáciles de cuidar. La suciedad, manchas, y los líquidos se quedan en la superficie, lo que permite una limpieza fácil. El mantenimiento regular sólo consiste en barrer o pasar la aspiradora con un accesorio de cepillo suave para mantener el suelo libre de suciedad y residuos sueltos. Si las baldosas están manchadas, puedes utilizar la mayoría de los limpiadores de uso industrial sin tener que preocuparte de dañar el material.

Opciones de diseño

Las técnicas modernas de fabricación permiten que los productores de cerámica puedan imprimir las baldosas de numerosas maneras. Los azulejos de colores lisos se pueden mezclar y combinar con patrones o baldosas con diseños o motivos. También se pueden imprimir para reproducir de manera creíble el aspecto de una serie de maderas y piedras naturales. Por último, los propios azulejos se pueden cortar en forma de triángulos, rectángulos y tablones.

Precios de la cerámica

La mayoría de los azulejos pueden costar entre 38 y 80 € por metro cuadrado. Algunos tipos de baldosas en súper oferta o con calidad premium pueden no llegar a o superar esos precios. Esto hace que sea un material bastante caro, su precio es más alto que las moquetas y más bajo que los suelos de madera dura.

Dependiendo de donde se instale y cómo se vea, un suelo cerámico también puede añadir un valor a una propiedad.

Preocupaciones de alérgenos

Las baldosas cerámicas tienen una superficie dura, sólida, que no tiende a atraer la suciedad, el polvo, el polen, u otros alérgenos. Cuando estas pequeñas partículas de desechos caen sobre un suelo de cerámica, destacan sobre la superficie, por lo que es fácil de limpiar con una mopa o fregona. Esto ayuda a mantener tu casa libre de materiales irritantes que pueden ser perjudiciales para los enfermos de asma.

Inconvenientes de los suelos cerámicos

Dureza

La cerámica es extremadamente dura, lo que hace que sea fácil de limpiar y mantener. Desafortunadamente esto también puede hacer que sea difícil e incómodo para los pies descalzos. A diferencia de los suelos flexibles, los suelos cerámicos son duros no pueden ser suavizados utilizando contrasuelos acolchados. Esto significa que estos materiales pueden no ser adecuados para entornos donde la gente se ve obligada a estar de pie durante largos períodos de tiempo.

Por supuesto, la dureza de los suelos cerámicos puede ser compensada mediante el uso de alfombras o moquetas en lugares estratégicos donde la gente tiende a estar de pie durante largos períodos de tiempo. Estas opciones podrían ponerse detrás del mostrador en una tienda, o delante del fregadero en una cocina.

Baldosas de cerámica

Frialdad

Este material no mantiene el calor muy bien. Eso significa que puede llegar a estar muy frío en invierno, lo que puede ser un shock para los pies descalzos a primera hora de la mañana. La otra cara de esto es que la cerámica puede ser muy cómoda bajo los pies en un día caluroso de verano.

Instalación

Las baldosas cerámicas son duras y pesadas, por lo que es necesario instalarlas usando una variedad de morteros, lechadas, y herramientas. Si bien esto es algo que teóricamente se puede hacer por un aficionado, es un proceso difícil y largo. Además, un error puede comprometer el suelo causando problemas futuros.

Por estas razones, muchas personas optan por contratar a un contratista para manejar la instalación de los suelos cerámicos. Por desgracia, la instalación requiere mucho trabajo, por lo que los contratistas te cobrará una cantidad significativa por la obra. Esto puede aumentar el precio del suelo en hasta un 25% - 50%.

Peso

La cerámica es bastante pesada, lo que significa que no siempre puede ser apropiada para las instalaciones de suelos en pisos superiores. Si decides instalar baldosas de cerámica en un nivel superior de un edificio, entonces necesitas contratar a un profesional calificado para que revise la integridad de la estructura, con la finalidad de asegurarte de que no estás poniendo deshacer un sobrestrés en ella.