Suelo de bambú

El bambú es un material de recubrimiento superficial natural que tiene muchas de las propiedades de los suelos de madera, a pesar de que en realidad se produce a partir de un tipo de hierba. Comparte muchas de las ventajas positivas de un suelo de madera, así como las desventajas y vulnerabilidades. Cuanto más entiendas las propiedades de este material, mejor informado estarás en el momento de tomar una decisión de compra o mantenimiento.

Suelo de bambú

Beneficios de los suelos naturales de bambú

Ecológico

El bambú se fabrica a partir de vegetación natural. La planta de bambú es un recurso altamente renovable que es capaz de llegar a la madurez en tan sólo de tres a cinco años, es decir, va mucho más rápido que los árboles de madera dura que pueden tardar más de veinte años en alcanzar la madurez.

Fácil mantenimiento

El suelo de bambú es relativamente fácil de mantener. Sólo tienes que barrerlo o aspirarlo con frecuencia para eliminar los restos de partículas pequeñas. Puede que la mopa húmeda también funcione de vez en cuando, o un limpiador no alcalino sin cera para suelos de madera o bambú.

Resistente al agua

Este material es un poco más resistente al daño del agua, manchas y deformaciones de los materiales de madera, aunque este tema sigue siendo una preocupación para los usuarios.

Material natural

El uso de materiales naturales es una tendencia importante en la industria de la construcción en este momento. Como la gente está cada vez más concienciada ecológicamente, los productos reflejan estos valores de forma exigente. Los usuarios también busca materiales y diseños que rechazan el mundo moderno clónico y en su lugar se centran en la personalidad individual y la evolución natural.

Precio

Este material tiene un precio de aproximadamente el mismo nivel que la mayoría de los suelos de madera. Los precios de los suelos de bambú pueden oscilar entre los 15 y los 60 €/m2. Debes evitar los materiales en súper oferta ya que a menudo son productos de menor calidad.

Durabilidad

Hay ciertos tipos de bambú que pueden ser extremadamente fuertes, duros y duraderos. El bambú natural descarbonizado cosechado correctamente y fabricado puede ser tan duradero como el roble rojo. Los filamentos de bambú tejidos pueden fabricarse de forma aún más complicada.

Estilo

El bambú es un material de moda para suelos que puede elevar la elegancia de un espacio casi al instante. Tiene un aspecto y da una sensación similar a la madera dura y sin embargo, sigue siendo distinto y diferente. Esto puede agregar una cualidad inefable a una habitación.

Repintado o renovación del acabado

Con el tiempo, los suelos de bambú pueden decolorarse, arañarse o estropearse. Por suerte la superficie de este material puede ser barnizada, lijada y después pueden volverse a aplicar capas de acabado para darle un aspecto nuevo y fresco. La cantidad de lijado que puede ser determinada por el espesor de las planchas usadas.

Inconvenientes de los suelos naturales de bambú

Emisión de COV (compuestos orgánicos volátiles)

Las tablas de los suelos de bambú son fabricadas al cortar o triturar el tallo de las plantas de la hierba de bambú. Luego juntan las piezas utilizando calor, presión y un adhesivo a base de resina. Este adhesivo con el tiempo puede liberar productos químicos orgánicos volátiles en el aire de un espacio interior. La mayoría de los suelos de bambú tienen este adhesivo en ellos, aunque el nivel de adhesivo utilizado, y la cantidad de COV emitido variará dependiendo de la forma de fabricación de los tablones.

Arañazos

Mientras que un suelo de bambú es relativamente fácil de mantener, es casi imposible mantenerlo perfecto si se utiliza regularmente. Hay una amplia variedad de factores que pueden causar rasguños desagradables en la superficie de un suelo de bambú. Los tacones altos, las uñas de los animales domésticos y las patas de los muebles pueden dañar la superficie. La arenilla y las pequeñas partículas de tierra también provocarán arañazos en el bambú con el paso del tiempo.

Daños del agua

Como se mencionó anteriormente, el nivel de resistencia del bambú al daño provocado por el agua es superior que el de la madera dura. Sin embargo todavía sigue siendo un material natural hecho de elementos orgánicos, y como tal, el exceso de humedad hará que se deforme y se comience a formar moho. Una inundación o fuga de agua puede dañar seriamente una instalación del suelo de bambú.

Suelos de bambú

Humedad

Si el suelo se instala en una zona muy húmeda, la humedad en el aire puede causar que las lamas del suelo se hinchen. En un ambiente seco, los tablones pueden encogerse. En ambos casos, se formarán grietas en el bambú como resultado.

Falta de un sistema de clasificación

No existe un sistema independiente que se utilice para evaluar la calidad de los materiales hechos con bambú. Los minoristas suelen clasificar los lotes en grado A y grado B, pero éste, es un sistema arbitrario y no refleja ningún medidor independiente en cuanto a la calidad de los tablones que estás comprando. Esto hace que sea imperativo encontrar un distribuidor de suelos de calidad y de confianza para asegurarte que vas a encontrar un material de primera calidad.

Falta de dureza

Mientras el bambú descarbonizado natural y los filamentos de bambú tejidos son relativamente duros y resistentes, las lamas de bambú que son de un color más oscuro y generalmente, también más suaves. Eso es porque el proceso de carbonización utilizado para dar color a la madera también la debilita estructuralmente.

Ambientalmente ambiguo

El bambú es un material natural que se hace a partir de un recurso altamente renovable. Sin embargo, hay una serie de preocupaciones ambientales en relación con el bambú. El adhesivo utilizado en su construcción puede contribuir a la toxicidad de un espacio interior. También hay algunas preocupaciones de que los bosques están siendo talados y reemplazados por campos de bambú con fines comerciales. Mientras que el bambú sin duda tiene algunas cualidades ecológicas, su usu sigue siendo ambiguo con el medio ambiente en varias formas.